Gran caceria de Zetas por crimen de agente

 El asesinato de un agente estadounidense asignado a la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), Jaime Zapata, y heridas a otro, en una carretera de San Luis Potosí, el pasado 15 de febrero, detonó una de las mayores acciones antidrogas en México y Estados Unidos, que al día ha arrojado más de 500 detenciones en ambos país, incluyendo tres importantes cabecillas del grupo criminal de Los Zetas, El Piolín, El Toto y Oso Rojo, quienes habrían dirigido el ataque. 

En México se informó que las acciones se mantendrán hasta lograr la detención de todos los responsables del ataque dirigido contra los agentes estadounidenses, uno de ellos, Víctor Ávila, quien se restablece de las heridas recibidas en las piernas.

Apenas habían pasado nueve días, y en diversas de la Unión Americana, Atlanta, San Luis, Denver, Detroit, San Antonio, San Diego, Chicago y Nueva Jersey, agentes especiales habían incautado más de seis millones de dólares en efectivo, armas de alto poder, y confiscado drogas de todo tipo, de metanfetaminas, cocaína, heroína y marihuana en por lo menos 150 lugares distintos.

En territorio mexicano caía Julián Zapata, El Piolín y otros integrantes de una célula de Los Zetas que opera en la zona de San Luis, quienes fueron presentados el 23 de febrero como responsables de la muerte del agente del ICE, Jaime Zapata.

Esta detención fue confirmada mediante una llamada telefónica entre los mandatarios de México, Felipe Calderón, y Estados Unidos, Barack Obama, quienes se reunirán el próximo jueves en Washington.

Luego de la detención de El Piolín, cayó su jefe, identificado como Sergio Mora Cortés, El Toto, a quien se le identifica como jefe de plaza de Los Zetas en San Luis Potosí. El Toto fue capturado por infantes de Marina en Saltillo, Coahuila, junto con cinco integrantes más de la célula delictiva.

El tercer detenido fue Luis Miguel Rojo Ocejo, alias El Oso Rojo, operador financiero de Los Zetas.

La Secretaría de Seguridad Pública federal explicó que la detención se llevó a cabo el domingo producto a la labor de inteligencia realizada en San Luis Potosí y Tamaulipas.

El detenido, de 27 años de edad, fue identificado también como presunto operador financiero del cártel de Los Zetas.

A El Oso Rojo se le vincula además con Jesús Enrique Rejón Aguilar, El Mamito, uno de los principales líderes del cártel y uno de los más buscados por la PGR, así como con Sergio Mora, alias El Toto, a quien se le atribuye el asesinato del general Manuel Farfán Carriola, ejecutado en Nuevo Laredo, Tamaulipas, junto a sus cuatro escoltas y su secretario particular.

Tras la detención de El Piolín, en Estados Unidos se mantiene una “cacería” de narcos mexicanos y acciones coordinadas para desmantelar células criminales que aún operan en distintos puntos del territorio estadounidense.

El portavoz de la DEA, Michael Sanders, declaró que “la razón subyacente de las redadas fue ver si podíamos obtener cualquier tipo de inteligencia o información de los atacantes, o que ayude al FBI en su investigación del asesinato del agente Zapata.

“Se trata de una respuesta a la muerte del agente… Estamos sacudiendo el árbol para obtener información de inteligencia buena y dura”, dijo Sanders sobre la operación llevada a cabo la semana pasada en San Diego, San Antonio, Chicago, Detroit, Atlanta, Newark, Miami y Denver.

Pero las acciones para detener a los agresores de los agresores de los agentes estadounidenses han generado críticas, principalmente de organizaciones defensoras de los derechos humanos, luego de que los asesinos de una parte de la familia Reyes Salazar siguen libres y el caso impune. Al menos seis integrantes de esta familia han sido asesinados en ciudad Juárez, sin que el caso haya sido resuelto.

Si fuiste testigo de un acontecimiento y quieres denunciar algo o compartir tu punto de vista sobre un tema, entonces envía tu aportación a TU REPORTERO y lo publicamos, 100% Anónimo

Entradas relacionadas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Tags: , , , ,

Category: Noticias